Soluciones para el frio

 

Suelo radiante eléctrico y cables calefactores

Qué es el suelo radiante eléctrico
que es el suelo radiante eléctrico

El suelo radiante eléctrico es un sistema de calefacción a baja temperatura en el que el elemento calefactor va integrado en el suelo, de tal modo, que es este cerramiento el que irradia calor. Se instala bajo cualquier pavimento. La generación de calor del sistema de suelo radiante eléctrico se basa en el conocido efecto "Joule", por el que se produce calor al paso de una corriente eléctrica a través de un hilo conductor. Un termostato analiza la temperatura del local y determina el paro o funcionamiento del sistema en función de la temperatura fi jada en el mismo. Su objetivo es lograr amplias superfi cies radiantes a baja temperatura (25º A 29ºC). La radiación emitida incide sobre los cuerpos sólidos (paredes, techos, suelos, personas, muebles, etc.) aumentando su temperatura. El aire, al ser permeable a la radiación adquiere temperatura por contacto con los cuerpos calientes. El calor se mantiene en la zona inferior, generando una perfecta sensación de confort.

Cómo funciona el suelo radiante eléctrico
como funciona el suelo radiante eléctrico

La calefacción por suelo o radiante eléctrico consiste en la instalación de un elemento calefactor integrado en el suelo que actúa como una resistencia a baja temperatura. Queda incorporado a la red general eléctrica a través de una caja de derivación. Un termostato de ambiente analiza la temperatura del local y determina el paro o funcionamiento del sistema en función de la temperatura fi jada en el mismo. Su objetivo es lograr amplias superfi cies radiantes a baja temperatura (25º A 29º). La radiación emitida incide sobre los cuerpos sólidos (paredes, techos, suelos, personas, muebles, etc.) aumentando su temperatura. El aire, al ser permeable a la radiación adquiere temperatura por contacto con los cuerpos calientes. El calor se mantiene en la zona inferior, y no en el techo o perdiéndose cada vez que alguien abre una ventana o una puerta.

El sistema calefacción mediante suelo radiante para viviendas, colectividades e industrias. Esta indicado principalmente a los usuarios que quieran disfrutar del mejor sistema calefacción integrado. Su fácil Instalación y mínimo mantenimiento, hacen que el sistema de calefacción mediante suelo radiante, sea el más limpio, saludable y económico del mercado.

• Viviendas
• Gimnasios
• Colegios
• Pistas deportivas
• Centros sanitarios
• Carreteras
• Iglesias
• Calzadas
• Cuarteles
• Invernaderos
• Residencias
• Secado de soleras
• Granjas y ganaderías
• Mesas de cultivo
• Zonas de exterior
• Etc.

Producto saludable. Mínimo smog eléctrico, entendido como la carga a la que se somete en el hombre y los animales por medio de campos eléctricos naturales y artificiales.

Ventajas sobre otros sistemas

Sensación de calor uniforme, con una temperatura ambiente ligeramente más alta en la zona inferior.
Sitúa la fuente de calor debajo de nuestros pies, está controlada por un termostato de alta precisión que garantiza la máxima eficiencia energética.
No reseca el ambiente, y al no existir convección de aire no se mueven las partículas de polvo e impurezas, mejorando la calidad del ambiente. Es el único sistema de calefacción recomendado por la OMS.
No quita espacio. Evita ennegrecimientos de las paredes
Sistema silencioso, sin las molestias de la bomba de calor, o las corrientes de aire frío que provoca el radiador convencional.
Posibilidad de mantener temperaturas seleccionadas en diferentes salas. Instalación individualizada.
Sistema de alta seguridad al incorporar termostatos y limitadores de temperatura. Además, no utiliza productos tóxicos, ni inflamables, ni consume oxígeno.
Debido a la amplia gama de termostatos y programadores que utiliza el sistema, éste permite una programación muy sencilla.
No necesita ningún tipo de mantenimiento.
Sistema de calefacción limpio, debido a la ausencia de combustible y a la no existencia de residuos obligados, ni gases desagradables o tóxicos.

Solución sostenible

Si se analizan todos los costes (inversión, equipos, instalación, mantenimiento y explotación), los sistemas de calefacción por suelo radiante eléctricos son claramente competitivos.
El consumo de 160 W por m2 solo habrá que utilizarlo en el periodo de calentamiento.
Los rayos solares u otra fuente de calor que aumente la temperatura del suelo desactivan automáticamente la calefacción.

Esta sencilla forma de calentar produce un ahorro de energía de el 25-30%, ya que no se necesita calentar el techo para sentir una temperatura cómoda, como hacen los tradicionales sistemas de radiadores. La calefacción tradicional por radiadores utiliza una temperatura de agua para funcionar de entre 70º y 80º en claro contraste con los 40º del suelo radiante. Esto supone un ahorro importante de energía.

Fácil instalación

fácil de instalar en cualquier tipo de suelo: azulejo, parquet, moqueta, piedra, ...

como funciona el suelo radiante eléctrico

La instalación por suelo radiante se presenta como una de las mejores opciones a la hora de climatizar nuestras viviendas.
Un suelo radiante se puede aplicar prácticamente a cualquier proyecto térmico en vivienda privada o pública, escuelas, pabellones deportivos, iglesias, almacenes, piscinas, etc.
El grado de confort que se consigue con este tipo de calor es ideal ya que es uniforme en toda la vivienda y el calor es mayor en la zona próxima al suelo. Solicite guía de instalación

Productos

Para información de nuestros productos visite nuestra microsite www.jirafasistemas.com/calorinvisible

suelo radiante productos